Páginas

sábado, 21 de diciembre de 2013

Feliz Navidad


Ya están aquí las Navidades, sinónimo de turrones, luces, regalos, villancicos y bajas temperaturas para buena parte del mundo; fechas que no siempre son esperadas con alegría por todos, pues son muchas las personas que evitan en lo posible tener nada que ver con toda la movida que embarga a estas fiestas.

Nosotros, propietarios de casas rurales, no debemos dejar pasar por alto la importancia de las mismas,por lo que prestemos atención a los pequeños detalles que repercutirán en mejorar la experiencia de nuestros huéspedes.

Así como durante la primavera colocamos flores frescas que embellecen la estancia,  o durante el verano ofrecemos agua fresca o fruta de temporada, es igual de importante que mientras dure el periodo Navideño, hagamos uso de algún detalle que nos lo recuerde.



Para ello no necesitamos grandes esfuerzos en tiempo o dinero, no son necesarios ni  árboles, ni luces, ni Papá Noeles colgados del balcón, basta con pequeños detalles originales que nos hagan recordar esta fecha, que sigue siendo, no debemos olvidar, una buena época vacacional, y puede, en algunos casos, servir para recordar pasados entrañables abriendo regalos o disfrutando de una comida familiar.


Menos en es estos casos es más. Por eso nos gustó el detalle de un hotel que conocimos hace bien poco, que lejos de demasiadas parafernalias navideñas, decidió, con unas simples ramas de un viejo ciruelo y unas tarjetas en blanco, crear un árbol de Navidad con los deseos que sus clientes iban escribiendo y colgando en el árbol en sus diferentes lenguas. Una creativa manera de ambientar sin recargar, permitiendo reflejar por escrito alguna de nuestras mayores ilusiones. ¿Os imagináis si se llegan a cumplir?

Desde Cobres Rural, queremos desearos a clientes, amigos y suscriptores unas felices fiestas. No olvidéis que aquí tendréis siempre vuestra tarjeta en blanco por sí deseáis también escribir vuestro mayor deseo.